Conéctate
¿Has olvidado tu contraseña? Crear cuenta

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma, permitirle compartir contenidos a través de las redes sociales y ofrecerte anuncios personalizados. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí

7,5

Restaurante Piscolabis Bravo Murillo

De 20€ a 30€ Tapas / Internacional
Map
Bravo Murillo, 34 28010 Madrid

El restaurante Piscolabis, situado en el emblemático barrio de Chamberí en Madrid, es un local moderno y luminoso, decorado con madera de tonos claros y motivos naturales. En él sirven comida mediterránea de alta calidad presentada con un diseño actual.

En la carta de Piscolabis podemos encontrar magníficos platos de cocina mediterránea, así como platos traídos de las culturas japonesa y mexicana, que hacen que cualquier visita a Piscolabis no deje a nadie indiferente. En Piscolabis incluso el típico Bocata de Calamares adquiere un nuevo nivel al ir aderezado con alioli de lima. Junto a él encontramos exquisitos platos como Tacos de pollo con guacamole o croquetas de trufa negra, todos ellos acompañados por la minuciosa selección de vinos que ofrece Piscolabis.

Desde Piscolabis han logrado crear el mejor ambiente para ir a comer o cenar con amigos o familia a través de su decoración, su comida y su eficiente servicio, que con un trato familiar hace que la velada sea redonda.

Opiniones
7,5
sobre 15 opiniones

8,3

Un simpático restaurante en el que se puede disfrutar de una agradable comida o cena. El servicio es correcto y el lugar resulta muy acogedor. Los precios están acorde al servicio ofrecido.

Míriam fue al restaurante con los amigos. Fecha de la opinión: 16/05/17
Cliente desde el 28/11/2013   |  Incondicional
Comentario ofensivo

3797799
6,3

Siempre que puedo me doy una vuelta por el emblemático barrio de Chamberí y así descubro nuevos sitios que primeramente me entren por lo ojos, después ya veremos si mi estómago está tan satisfecho como mi mirada. Así conocí Piscolabis, y por supuesto nos decidimos a probarlo. Nada más entrar, nos recibe un local moderno, con una ambientación fresca, clara y luminosa en tonos pastel que hacen que uno se sienta muy chic. La carta cuenta con muchos platos de gastronomía mediterránea, sugerente, y también plastos Centroamericanos y asiáticos, todo acompañado de la mencionada decoración acogedora con un frontal de pequeñas macetas y un con un atento servicio para explicar cualquier duda y anécdota sobre los platos de la carta. Pero…uyuyuyuuuuy no todo es oro lo que reluce pues a pesar de que comenzamos con muy buen pie con los entrantes, las expectativas se fueron perdiendo con cada plato que abordaba nuestra mesa, desinflando sin piedad nuestro entusiasmo. Y es una lástima, pues el sitio físico es de diez. A pesar de todo, mencionar que en los entrantes nos encantaron, entre ellos las empanadillas de carne. De los platos principales, si tengo que salvar a uno, pongamos el tartar de salmón, aunque no era precisamente el mejor que haya podido degustar. El tartar de Kobe, este no se salva, sin pena ni gloria y tenía un exceso de sal que mataba el sabor completamente, quizás un mal día del cocinero. De los postres una tarta de chocolate simplona y muy sencilla que no aportaba nada nuevo a nuestros paladares. En cuanto a la bebida, pedimos cerveza, que a pesar de tener una amplia selección, nos decantamos por el doble XX, pero no estaba muy fría y de primeras te lo sirven en unas copas muy altas que solo contribuyen a calentar más este maravilloso brebaje. Y una cerveza no fría… es un sacrilegio. Quizás un mal día, quizá un mal detalle, pero se debería cuidar de la comida para que esté a la altura del restaurante. Un necesita mejorar, un 6 muy poco merecido.

Oscar fue al restaurante con los amigos. Fecha de la opinión: 01/05/17
Cliente desde el 01/11/2013   |  Incondicional
Comentario ofensivo


6,5

buena cena

Alicia fue al restaurante con su pareja. Fecha de la opinión: 31/03/17
Cliente desde el 11/02/2017   |  Repetidor
Comentario ofensivo


Ver más opiniones
7
Buscar