Conéctate
¿Has olvidado tu contraseña? Crear cuenta

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma, permitirle compartir contenidos a través de las redes sociales y ofrecerte anuncios personalizados. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí

Plan
6,9

Restaurante Murillo Café

De 20€ a 30€ Mediterránea
Map
Ruiz de Alarcon, 27 28014 Madrid

El restaurante Murillo Café, ubicado junto a la puerta de Murillo del Museo del Prado, nombre que rinde tributo a uno de los pintores más conocidos de España y a los iconos de la cocina española.

Encontraras una cocina mediterránea, con pinceladas de fusión, sin perder lo tradicional. Con tapas y platos ligeros preparados al grill. No faltan recetas del país de origen de una de las propietarias y del chef de la casa, Venezuela, como los tequeños o la polvorosa de pollo.  Platos tradicionales como las croquetas, y algún guiño oriental como las crujientes de gambas. Café Murillo es también el escenario perfecto para empezar la mañana del domingo -quien dice la mañana, dice el mediodía o la tarde- con un generoso brunch

Murillo Café se distingue por su diseño, habiendo rescatado los mejores elementos de este antiguo Café desde 1927. Es el lugar ideal para ir con amigos o en familia.

Reserva ya ¡

Opiniones
6,9
sobre 11 opiniones

8,8

Buen restaurante, bonitas vistas y buen servicio. Qué podría mejorar? Hacía mucho calor en la terraza. Se podrían poner ventiladores de los que echan un poco de agua y refrescan el ambiente

Javier fue al restaurante con su pareja. Fecha de la opinión: 05/07/15
Cliente desde el 04/07/2015   |  Iniciado
Comentario ofensivo

3620515
8,5

El servicio muy bueno

Jaime fue al restaurante con su pareja. Fecha de la opinión: 10/04/17
Cliente desde el 27/08/2016   |  Iniciado
Comentario ofensivo


1,3

Muy mala experiencia, fuí a canjear mi voucher con 20€ y no sabían de qué estaba hablando, al final tuve que pagar la cuenta entera. Además tuve otros problemas:no sirven una jarra de agua, el vino estaba caliente, las mesas están súper juntas y casi le meto el codo a la chica de la mesa de al lado, cuando pedí que cambiaran la guarnición de ensalada que venía con el solomillo por una de patatas me dijeron que no lo hacía y que tenía que pagar las patatas aparte, la rúcula que acompaña el pollo estaba podrida y me recompensaron poniéndome una tarta de zanahoria en el postre...en fin...no volveré a ir ni lo recomendaré nunca.

Antia fue al restaurante con su pareja. Fecha de la opinión: 19/09/16
Cliente desde el 25/01/2016   |  Fan
Comentario ofensivo


Ver más opiniones
5
Buscar