Conéctate
¿Has olvidado tu contraseña? Crear cuenta

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma, permitirle compartir contenidos a través de las redes sociales y ofrecerte anuncios personalizados. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí

Hasta 30%
8,7

Restaurante Manairó

Más de 50€ De autor / Creativa / Catalana
Map
Diputació, 424 08013 Barcelona

El restaurante Manairó, es un restaurante de cocina catalana, que tiene como chef principal a Jordi Herrera, afamado representante del arte culinario que estuvo durante 6 años como responsable de cocina del centro CETT.

En el Restaurante Manairó trabaja junto a sus antiguos alumnos, con los que crece conjuntamente y esparce su filosofía, la de una cocina con carácter.

Su cocina apuesta principalmente por la gastronomía catalana cuyas recetas rescata y a la vez experimenta, siempre con productos de mercado de máxima calidad y frescura. Aunque su cocina es de gran elaboración, el sabor natural de sus productos es palpable en cada uno de sus platos. Su Sol Repsol deja patente el gran trabajo y calidad culinaria que ofrece este espacio gastronómico.

Sin duda, un restaurante sorprendente que dejará boquiabierto en todos los sentidos al que se atreva a problarlo. No dejéis de probar el helado de churros con chocolate caliente ¡os encantará!

Opiniones
8,7
sobre 110 opiniones

10

Solo diría que nos hemos quedado con las ganas de probar los menús degustación. Todo estaba perfecto!

Pere fue al restaurante con su pareja. Fecha de la opinión: 17/02/18
Cliente desde el 10/10/2011   |  Incondicional
Comentario ofensivo

3853223
3,5

Decadente. En caida libre.

Gerard fue al restaurante en familia. Fecha de la opinión: 14/09/18
Cliente desde el 31/07/2014   |  Iniciado
Comentario ofensivo


4

Un gran desastre! Estuvimos 4 horas para realizar el menú degustación de 90€ por persona. Un lugar oscuro y sin gracia, hacia mucha calor, sin música y con sillas bastante incómodas. Nada que te apetezca en una noche donde quieres que estén cubiertos todos los sentidos y sensaciones. Entre plato y plato pasaban cerca de 15 minutos con lo que decidimos pedir pan para no seguir bebiendo vino solo.No nos dieron ninguna explicación del porqué este nenú degustación tardaba tanto en llegar a la mesa hasta cuando llegó la cuenta a la 1 h de la madrugada, que ya estábamos exhaustos, que habían tenido problemas con las neveras. No tuvieron ni un mínimo detalle para contrarrestar la mala cena y pagamos los 100€ por persona haciendo transferencias a la cuenta corriente de la empresa porque no les funcionaba en datafono para cobrar con VISA. No volveremos nunca más y la cena fué un verdadero despropósito sin ningún tipo de detalle para contrarrestar el problema. En este restaurante parece que los errores y problemas van a cargo del cliente.

Sergi fue al restaurante con los amigos. Fecha de la opinión: 04/08/18
Cliente desde el 04/03/2017   |  Repetidor
Comentario ofensivo


Ver más opiniones
55
Buscar