Conéctate
¿Has olvidado tu contraseña? Crear cuenta

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma, permitirle compartir contenidos a través de las redes sociales y ofrecerte anuncios personalizados. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí

7,5

Restaurante Emma y Julia

Menos de 20€ Italiana
Map
Cava Baja, 19 28005 Madrid

El restaurante Emma y Julia es un restaurante italiano ubicado en la concurrida calle de la Cava Baja en pleno barrio de La Latina, en Madrid. Sus especialidades son las estupendas pizzas cocinadas al horno de leña, pero también ofrece todas las variedades de platos de la cocina italiana.

En el restaurante Emma y Julia, podrás disfrutar de todas las variedades de pizzas hechas al horno de leña propio, que son unos de los principales atractivos de este local. Disponen también de otras especialidades que son sus deliciosas ensaladas, pastas, carpaccio, raciones de carnes, risotto, y deliciosos postres para los mas golosos.

Un local pequeño e informal pero con una decoración rústica con encanto que le confiere un ambiente siempre concurrido y agradable. Es ideal para comidas o cenas con la pareja o la familia.

Opiniones
7,5
sobre 10 opiniones

9

Como siempre un placer. Totalmente recomendable para una agradable cena

Ana fue al restaurante en familia. Fecha de la opinión: 09/10/13
Cliente desde el 07/10/2013   |  Repetidor
Comentario ofensivo

190044
5,8

La comida familiar fue de lo mas sencillo

Enrique fue al restaurante en familia. Fecha de la opinión: 11/11/13
Cliente desde el 20/06/2013   |  Iniciado
Comentario ofensivo


3

Lamentable. Teníamos reservada mesa, y al llegar a la hora de la cita no nos atienden y nadie ni se molesta en acercarse al llegar dentro del local. Hasta que llega la dueña y con unos humillos indignos, nos dice que nos quitemos de en medio, por entorpecer el paso de los camareros, que nos vayamos a la barra que no tenemos la mesa aún. Una falta de educación impresentable, si no me marché fue por no enfadarme y empezar mal la noche, nos hacen esperar un cuarto de hora o más. Después el camarero que atiende la bebida, intenta hacer el "truco" del agua que había leído en otras opiniones. Y es que ellos ponen una jarra de agua fría, pero intentan antes abrirte unas botellas para que las pagues, no caí en el truco porque ya lo había leído, patético. Después pedimos espaguetis al nero di sepia, y nos ponen espaguetis blancos normales con tinta de calamar por encima, claramente un engaño porque los espaguetis neros no son esos, son espaguetis fabricados negros (mucho más caros en su fabricación y de tiendas gourmet). Así que ninguno de los primeros era nada especial, más bien de poca calidad. Lo único aceptable son las pizzas, pero tampoco es que muera uno por ellas. Alguna camarera intentaba ser amable, pero el ambiente era cargante, nada íntimo y estaban como desbordados, cuando tampoco tienen tantas mesas. Es la segunda vez que he ido, la primera hace años no estuvo mal, pero ya no volveré.

Vicente fue al restaurante con los amigos. Fecha de la opinión: 07/11/13
Cliente desde el 13/10/2012   |  Repetidor
Comentario ofensivo


Ver más opiniones
5
Buscar