Conéctate
¿Has olvidado tu contraseña? Crear cuenta

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma, permitirle compartir contenidos a través de las redes sociales y ofrecerte anuncios personalizados. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí

Menú
5,5

Restaurante Afrodita

De 30€ a 40€ De autor / Creativa / Mediterránea
Map
Carabassa, 3 08002 Barcelona

El restaurante Afrodita, ubicado en el centro del barrio gótico de Barcelona, muy cercano a las Ramblas, te ofrece una cuidada selección de platos de autor realizados con productos de cocina mediterránea con productos de muy buena calidad.

Tienes la posibilidad de degustar una amplia variedad gastronómica con toques exóticos. Algunas de las especialidades que podrás probar son los platos vegetarianos y las ensaladas gourmet, pescados y mariscos frescos de la región, carnes de Cataluña, arroces, paella de marisco y fideuá y una gran selección de tapas. Podrás acompañar tu deliciosa comida con uno de los deliciosos vinos españoles con los que contamos en la bodega.

Su decoración mezcla elementos naturales con toques clásicos y del pasado, dando como resultado una ambientación cálida, íntima y única. Afrodita, está situado en un lugar único, una zona llena de arte y leyenda. Es el lugar ideal para disfrutar con tu pareja, familia o tus amigos más íntimos. ¡No esperes más!

Opiniones
5,5
sobre 5 opiniones

8,3

Al principio de la velada no sabía si nos iba a convencer pero finalmente la valoración por nuestra parte es positiva. Tubímos problemas al llegar, ya que la camarera que nos atendió tenía mal apuntada nuestra hora de reserva (era a las 21:30, y ella nos dijo que era a las 22:30), por suerte no hubo problema y nos atendió de todos modos (pero por si a caso yo recomendaría llevar una notificación de vuestra hora y día de reserva). También hay que decir que el restaurante es MUY pequeño y estaba todo reservado (así que si quereis ir reservar mejor con antelación y no os presenteis allí directamente). Se puede decir que es íntimo porque al ser tan pequeño no hay lugar para mucha gente, sin embargo a mi al principio me pareció agobiante tener la gente tan cerca pudiendo oír sus conversas. En este sentido, por tanto, creo que es más recomendable para grupos para llenar el local y estar más comodamente. Otra cosa, que quizás es una tonteria y tampoco lo valoraría exactamente mal, es que aunque yo y mi pareja pedimos lo mismo para beber nos sirvieron dos copas ligeramente distintas, de todos modos para mi esto no tubo mayor importancia. Finalmente, cuando fué la hora de pedir, hubo dos platos de la carta que no estaban disponibles y uno de ellos lo quiso pedir mi pareja, ya que la camarera no nos avisó. Sinceramente me da rabia que cuando algo no esta disponible para servir lo digan con antelación porque sino pueden suceder cosas de este tipo. A pesar de todo esto, nuestra velada fue agradable, ya que al haber pocos comensales la camarera podía estar bastante pediente de nosotros. Además los platos no tardaron demasiado en salir. Aún así si vas a este lugar (a parte de por la intimidad) es por la comida, que estaba realmente deliciosa y en cuanto a calidad-precio, los precios eran razonables para los platos servidos. De los platos os recomiendo los segundos que pedimos: el tartár de atún y el magret de pato. Quizás volvamos algún día.

Raquel fue al restaurante con su pareja. Fecha de la opinión: 02/02/15
Cliente desde el 21/01/2015   |  Iniciado
Comentario ofensivo

2508553
4,5

Pasé frío (el aire caliente no funcionaba y cené con el abrigo) y salí con hambre después de comer un 1º, 2º y compartir el postre. Es caro para lo que comimos y además traían los productos y algunos platos de otro restaurante (Venus). El camarero fue amable. En resumen, no para repetir ni recomendar a nadie.

Ivan fue al restaurante con su pareja. Fecha de la opinión: 29/01/17
Cliente desde el 19/11/2016   |  Fan
Comentario ofensivo


7,8

Tuvimos un problema con la reserva. Restalo daba disponibilidad, pero el dueño del restaurante nos llamó diciendo que no había sitio a esa hora, que las reservas estaban cerradas desde el día anterior. Muy amablemente nos ofreció otra hora en la que nos podía hacer un hueco y pudimos cenar y celebrar el Día de San Valentín. El restaurante está muy bien localizado, en el Born (donde hay muchos bares para luego tomar algo). El personal fue muy amable, los platos están muy bien presentado y la comida estuvo muy buena. El local es íntimo, romántico y silencioso, ideal para la ocasión que lo habíamos reservado (14 de Febrero). Volveremos y lo recomendaremos.

Mar fue al restaurante con su pareja. Fecha de la opinión: 16/02/14
Cliente desde el 18/10/2009   |  Incondicional
Comentario ofensivo


Ver más opiniones
2
Buscar