Conéctate
¿Has olvidado tu contraseña? Crear cuenta

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma, permitirle compartir contenidos a través de las redes sociales y ofrecerte anuncios personalizados. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí

7,6

Restaurante A.N.E.L. Puerta de Alcalá

De 30€ a 40€ Tapas / Tradicional / Casera
Map
Villalar, 1 28001 Madrid

El restaurante A.N.E.L. ubicado en el bonito barrio del Retiro de Madrid, es un lugar especial en el que podrás disfrutar de los mejores platos y tapas, regados con excelentes caldos y en una de las mejores zonas de la capital.

Con una cuidada selección de productos que harán las delicias de los comensales, este restaurante se caracteriza por conquistar a sus visitantes con su alta cocina tradicional donde destacan deliciosas sugerencias como las hamburguesas de solomillo de buey gallego 100%, su increíble salmorejo, con huevo duro y jamón o sus tres variedades de atún, ya sea en tartar, como sashimi o atún mechado.

Si buscas un sitio cómodo y accesible, el restaurante A.N.E.L. en una buena manera de degustar increíbles manjares, con vistas a la Puerta de Alcalá. Y si lo que deseas es romanticismo, A.N.E.L. les ofrece su zona de salón íntimo en forma de bóveda, las mejores veladas tendrán su punto de partida y su final en este enclave, en el que han cuidado hasta el más mínimo detalle que a buen seguro superará tus expectativas.Ideal para cumpleaños, comidas de empresa, fiestas, etc.

Opiniones
7,6
sobre 12 opiniones

8

Por lo general buen restaurante, comida variada pero mucho ruido

Ana fue al restaurante en familia. Fecha de la opinión: 23/12/17
Cliente desde el 20/12/2017   |  Iniciado
Comentario ofensivo

3841513
9

Excelente, repetiremos

Silvia fue al restaurante en familia. Fecha de la opinión: 17/11/18
Cliente desde el 27/05/2016   |  Iniciado
Comentario ofensivo


6

Había reservado una mesa para ocho para cenar, posteriormente me llamaron para ofrecerme si quería interior o terraza, elegí terraza. La terraza estaba completamente a oscuras, para leer la carta el camarero tuvo que sacar su teléfono móvil e iluminarnos con el flash. Para cenar tuvimos que estar continuamente encendiendo los teléfonos porque era desagradable comer con tan poca luz. En fin la cena casi se convirtió en una experiencia desagradable por la falta de luz.

Antonio fue al restaurante con los amigos. Fecha de la opinión: 07/10/18
Cliente desde el 04/10/2018   |  Iniciado
Comentario ofensivo


Ver más opiniones
6
Buscar